Preguntas frecuentes

TODAS LAS RESPUESTAS A TODAS LAS PREGUNTAS 

¿Cómo puedo limpiar los restos de adhesivo de las placas?

Existen muchos productos en el mercado para limpiar las placas, pero la mayoría pueden dañar el plástico y el ABS, por lo que es importante preguntar sobre qué superficies se puede utilizar. Estos limpiadores deshacen el adhesivo, tornándolo gelatinoso y fácil de quitar.

Para eliminar los restos de adhesivo y para evitar dañar las placas, se utilizan trapos de algodón u otro tejido que no ralle, preferiblemente de color neutro (blanco) o claros. Se coloca éste sobre la pieza, previamente rociada con el líquido de limpieza, y se va arrastrando el adhesivo hasta su eliminación.
Una vez limpio se debe pasar otro trapo empapado en alcohol para lavar los restos de líquido de limpieza, pues éste podría dañar el nuevo adhesivo.

¿Con qué productos puedo limpiar las placas una vez colocados los adhesivos?

Los materiales utilizados para los adhesivos son PVC’s, por lo que ni el agua ni el jabón los dañan. En caso de utilizar otros productos de limpieza, se ha de verificar que no afectan a plásticos derivados del PVC.

¿Cómo puedo evitar que aparezcan burbujas en el adhesivo al colocar la pieza?

Para evitar la aparición de burbujas en el adhesivo se ha de ir aplicando una fuerza progresiva en una sola dirección, evitando que la parte aún por colocar toque la placa. Se ha de colocar una de las puntas del adhesivo sobre la placa en la posición correcta y conforme se vaya avanzando ir retirando el papel soporte.

Para aplicar una buena presión se puede utilizar algún objeto, liso y que no se deforme al presionarlo, protegido con un trapo, para evitar ralladas. La mejor opción es utilizar una espátula de colocación como la que se muestra en nuestra demostración de cómo aplicar el adhesivo.

¿Cómo puedo retirar los adhesivos viejos?

Lo más importante es retirarlos lentamente, para evitar que el adhesivo quede sobre la placa. Se debe ir levantando progresivamente, parando cuando aparezcan zonas donde el adhesivo no acompaña a la lámina e iniciando la presión en otra zona, dejando las conflictivas para el final. Una vez separadas las partes sencillas se recomienda aplicar calor (un secador de pelo valdría) en las áreas persistentes y proceder a su retirada.

En el caso de quedar restos de pegamento en la placa, se puede probar de arrancar presionando una pequeña zona de la lámina adhesiva sobre el adhesivo restante y estirar con rapidez para que el adhesivo de la lámina se lleve los restos de la cola.

¿Cómo puedo colocar en zonas forzadas el adhesivo?

Cuando nos encontramos con una placa curvada podemos tener dificultades al colocar los adhesivos. En estos casos podemos ayudarnos calentando primero la lámina adhesiva (con un secador de pelo otra vez), para ablandarla y proceder a su colocación. También se puede aplicar calor por zonas a la vez que se está colocando la lámina sobre la placa.

¿Por qué me sobresale el adhesivo de la placa una vez colocado?

En ocasiones, si se aplica mucho calor al adhesivo, éste se deforma demasiado estirándose en dirección a la colocación. Se ha de tener especial cuidado cuando se calienta la lámina, verificando constantemente que ésta mantiene su forma y longitud.